Internacionales

Nueve candidatos disputarán la Presidencia de Chile en comicios de noviembre

(EFE) – Un total de nueve candidatos se disputarán finalmente la Presidencia de Chile en las elecciones del próximo 21 de noviembre, una vez que en la pasada medianoche concluyó el plazo para la inscripción de aspirantes.

La gran batalla estará entre el conservador Sebastián Sichel, el izquierdista Gabriel Boric y la democratacristiana Yasna Provoste, representantes de los pactos políticos con mayor adhesión popular del país, pero el abanico de aspirantes no quedó completó hasta que el Servicio Electoral (Servel) dio por cerradas las inscripciones.

La últimas horas fueron frenéticas y hubo algunas sorpresas de última hora, como la que protagonizo el profesor Sergio Tapia, que acudió a inscribirse como independiente pero quedó excluido por no cumplir con todos los requisitos técnicos exigidos, como el contar con el número de testigos suficientes en el acto.

Otras candidaturas que apuraron hasta cerca del final del plazo de inscripción fueron las del activista mapuche -la etnia indígena mayoritaria – Diego Ancalao, que competirá por La Lista del Pueblo, un pacto ciudadano que nació de las protestas de 2019, y la de Eduardo Artés, de la izquierda más radical.

De la ultraderecha se presenta Jose Antonio Kast, del Partido Republicano, un firme defensor de los valores tradicionales y la reducción del Estado que en las últimas semanas ha ganado peso en las encuestas.

También formalizaron sus candidaturas el gestor de fondos de pensiones Gino Lorenzini, el economista Franco Parisi y el presidente del Partido Progresista (PRO), Marco Enríquez-Ominami, que hará su cuarto intento por llegar a La Moneda (sede del Gobierno).

Todas la candidaturas, no obstante, están pendientes de ser analizadas y confirmadas por el organismo electoral.

LOS FAVORITOS

La primera vuelta de las presidenciales se celebrará el próximo 21 de noviembre, en conjunto con las elecciones a diputados, senadores y consejeros regionales, y en el caso de que ningún candidato alcance el 40 % de los votos, el balotaje será el 19 de diciembre.

Los expertos aseguran que el desafío de los tres candidatos favoritos es conquistar el centro y atraer a la clase media, que es la que históricamente decide las elecciones en Chile.

En este sentido, se prevé una dura pugna entre Yasna Provoste, del movimiento tradicional de centroizquierda Unidad Constituyente (ahora bautizado para las elecciones como Nuevo Pacto Social), y Sebastián Sichel, exministro independiente del actual Gobierno de Sebastián Piñera y al que se le atribuye un perfil de centro aunque representa al actual bloque oficialista de derechas Chile Vamos (ahora renombrado como Chile Podemos Más).

Más a la izquierda de Provoste se sitúa el exlíder estudiantil Gabriel Boric, del Frente Amplio (FA), un movimiento similar al de Podemos en España, que desbancó en las primarias al que en ese momento paría como favorito en las encuestas, el comunista Daniel Jadue.

«De Sichel, lo que el país puede esperar es nada distinto a lo que hoy le ofrece el Gobierno de Sebastián Piñera, son lo mismo, con las mismas ideas», afirmó Provoste, la única candidata mujer y reconocida por su labor como presidenta del Senado, además de haber sido exministra de Michelle Bachelet y Ricardo Lagos.

En tanto, Sichel, quien ha asegurado en varias ocasiones hacer política «alejada de las corbatas», cuestionó los ataques de su contrincante, agregó que «es la mejor muestra de la ausencia de un discurso», y dijo preferir el debate con Boric.

«Me gusta mucho más el debate con Gabriel Boric respecto al tipo de sociedad que tenemos, que es absolutamente distinto, pero al menos creo que hay un debate de ideas y no simplemente de vieja política», indicó Sichel.

Boric, por su parte, quien al igual que Sichel es visto como un cambio generacional en la política chilena, dijo que peleará por «ofrecer una alternativa de cambio a Piñera y su continuidad» y alentó a la gente a que «no le tengan miedo a la juventud» para cambiar el país.

La persona que reemplace al actual presidente, el conservador Sebastián Piñera, tendrá que reencauzar un país que vivió en 2019 una fuerte crisis social y política e implementar las normas de la nueva Constitución, que se comenzó a redactar el pasado julio y que debe ser refrendada en un plebiscito de salida, previsiblemente en 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba