Nacionales

Las ZEDEs son una mentira e ilegales, sostiene presidente de CCIC

(ProcesoDigitalHN) – Las Zonas Especiales de Empleo y Desarrollo, ZEDE, son ilegales y una mentira y el tema solo se está utilizando para desviar la atención de los temas verdaderamente importantes, según el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Eduardo Facussé.

Las ZEDEs, son ilegales y contravienen las leyes de Honduras, la ley se aprobó desde el 2013 y se sigue con el tema de manera mediática y después de ocho años quizá se hayan colocado 800 empleos lo que quiere decir que son 100 empleos por año.

Eso lo que comprueba es que no es cierto porque han prometido miles de empleos y se ve que solo «es un discurso político el que se ha pronunciado el Gobierno. Las ZEDES son más mentira que verdad», adicionó el empresario.

Insistió en que es solo un discurso político que se vivió en 2017, y sigue en la actualidad para desviar la atención de temas que son verdaderamente importantes como la parte sanitaria, el tema de vacunación que va lento, la educación que está en estado de calamidad.

Otro tema es la economía que sufre enormemente por la falta de estímulo de parte del Gobierno a los sectores productivos y solamente se ve más gasto en el Presupuesto de la República para los gastos corrientes salarios y nada de inversión, la única inversión que hay es la inversión social que no es más que proselitismo político por el partido que está en el poder, afirmó Facussé.

«Es un tema mediático para evitar que se analicen asuntos más importantes como la economía, la educación y la salud. Tristemente, todo se maneja de manera politizada en Honduras», reiteró.

Finalmente, consideró que todos los sectores deben seguir alzando su voz en contra del ilegal proyecto, y se espera que el próximo Gobierno pueda retroceder y enmendar el error de un proyecto que violenta la soberanía nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba