Deportes

A 25 años de su retiro, Argentina sigue rendida a los pies de Sabatini

(EFE) – El 18 de noviembre de 1996, Gabriela Sabatini fue la estrella del Masters femenino que se disputó en el Madison Square Garden de Nueva York a pesar de que no disputó ningún partido. La mejor tenista argentina de la historia había anunciado su retiro días antes, a los 26 años.

A poco más de 25 años de su último partido, el país sudamericano sigue admirando y teniendo presente a la ahora empresaria, considerada un emblema del deporte nacional.

La argentina, que se retiró en octubre de 1996 a los 26 años, fue homenajeada en la mitad de la primera jornada del Masters.

Se proyectó un vídeo con los momentos más destacados de la trayectoria de Sabatini y los fanáticos ondearon banderas argentinas.

La tenista recibió ofrendas de sus hasta hace poco colegas y rivales: Mónica Seles le regaló chocolates y Steffi Graf rosas.

«Es muy difícil explicar lo que siento en estos momentos y todo ha sido muy emocionante aunque he intentado disfrutarlo al máximo, porque creo que refleja una realidad bonita de mi vida», dijo Sabatini en rueda de prensa.

Luego tuvo palabras de agradecimiento para todos los que le habían ayudado y apoyado en su vida y trayectoria profesional, especialmente para sus padres y familiares, presentes en la ceremonia.

«Gracias a mis padres por la compresión y el gran cariño que siempre me ofrecieron en los momentos de triunfo, pero sobre todo en los más difíciles, cuando las cosas no me fueron bien», señaló Sabatini.

La mejor tenista argentina de la historia dijo que era algo muy especial para ella haberse despedido en el Madison Square Garden porque siempre había significado mucho la ciudad de Nueva York.

Sabatini ganó el Abierto de los Estados Unidos en 1990 y los Masters de 1988 y 1994.

También fue subcampeona en Wimbledon 1991 y en el Abierto de los Estados Unidos de 1988.

En 1988 también ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Seúl y el torneo de dobles de Wimbledon, junto a Graf.

En total obtuvo 27 títulos individuales y 12 en dobles, en 2006 fue incorporada al Salón de la Fama del Tenis Internacional y en 2019 ganó el Philippe Chatrier, el premio más importante que otorga la FTI.

Su último partido fue el 15 de octubre de 1996, cuando cayó ante Jennifer Capriati en Zúrich.

«Mi último torneo fue en Zúrich contra Capriati, nadie sabía que iba a dejar, ahí estaba veintipico del mundo. Terminó el partido y se lo comenté a algunas personas, entre ellas a la directora de la WTA y todos se quedaron helados, no lo podían creer», contó luego.

Nueve días después de su último partido, anunció su retiro con una conferencia de prensa en el Madison Square Garden.

«Antes, estaba todo el tiempo mirando el reloj, pensando que tenía que ir a comer temprano para no acostarme tarde. Cuando dejé el tenis, sentí que me sacaba toda esa presión de encima. Fue una liberación», dijo hace poco.

A pesar de que su último partido fue hace poco más de 25 años, en Argentina todavía tienen muy presente a la mejor tenista de la historia del país sudamericano.

En diciembre de 2019 recibió la Mención de Honor ‘Juan Bautista Alberdi’, la distinción más importante que otorga la Cámara de Diputados de Argentina.

Además, el año pasado fue declarada Ciudadana Ilustre por la Legislatura de Buenos Aires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba