Deportes

El Nápoles, en caída libre

(EFE) – El Nápoles encadenó su segundo pinchazo en la Liga Europa al perder 2-3 en el estadio Diego Armando Maradona frente al Spartak de Moscú, que complicó la existencia en el torneo del conjunto italiano en un inicio de la jornada con victorias contundentes del PSV Eindhoven y del Olympique Lyon sobre el Sturm Graz (1-4) y el Brondby (3-0), respectivamente.

Parece que al Nápoles se la ha atragantado el inicio de la fase de grupos. Sólo suma un punto de seis posibles y ya comienzan a sonar las alarmar para el actual líder de la Liga italiana. En esta ocasión, los hombres de Luciano Spalletti cayeron mermados por la expulsión de Mario Rui, que dejó a su equipo con un hombre menos a la media hora.

Y eso que el duelo comenzó de manera inmejorable para el cuadro napolitano, que marcó a los 13 segundos por medio de Eljif Elmas. Desde el que tanto que hizo en 2016 Jan Sykora para el Slovan Liberec en 2016, ningún equipo había hecho un gol tan rápido.

Pero ese registro no le sirvió para nada al Nápoles, que vio cómo se complicó su victoria con la expulsión de Mario Rui. El Spartak no desperdició su oportunidad, se arremangó y poco a poco pasó por encima de su rival hasta llevarse la victoria con un doblete de Quincy Promes y de Mikhail Ignatov. Expulsado Maximiliano Cufriez a nueve minutos para el final, el Nápoles, en igualdad de condiciones, maquilló el marcador por medio de Victor Osimhen en el tiempo añadido.

El sorprendente líder del grupo C sigue siendo el Legia Varsovia, que acumula pleno de victorias. Después de ganar al Spartak Moscú, su siguiente víctima fue el Leicester, que no atraviesa un buen momento. Encadena tres partidos sin victorias en la Premier League y sólo suma un punto en la fase de grupos de la Liga Europa.

En esta ocasión, el revolcón se lo dio el Legia, que con un tanto de Mahir Emreli en la primera parte, se llevó la victoria (1-0). Emreli firmó un buen gol. Se revolvió dentro del área entre dos defensas y, con un preciso zurdazo, acabó con el Leicester. Ahora, curiosamente, los dos favoritos en el grupo C, son los dos últimos.

Mejor le fue la jornada al Olympique Lyon, que, como el Legia Varsovia acumula seis puntos en el grupo A. El Brondby no fue rival y acusó el oportunismo de Toko Ekambi. El ex del Villarreal celebró dos tantos fáciles de delantero de área. Colocado en el lugar adecuado, empujó la pelota en un par de ocasiones desesperación de sus rivales. Después, Houssem Aouar, con asistencia de Ekambi, cerró la cuenta.

En el mismo grupo A, el Rangers volvió a perder y sigue a cero en el casillero. El Sparta Praga tomó impulso con un tanto de David Hancko en la primera parte. Aunque Alfredo Morelos pudo empatar en el tiempo añadido, falló una ocasión clara y dejó al cuadro escocés en la última posición del grupo después de dos partidos.

El grupo B se mantiene más igualado. El PSV Eindhoven tomó aire después de empatar en la primera jornada frente a la Real Sociedad (2-2) y se llevó una alegría en el estadio del Sturm Graz. Ganó 1-4 con una superioridad aplastante. Los tantos de Ibrahim Sangaré, Eran Zahavi, Mario Götze y Yorbe Vertessen, sentenciaron al único de los cuatro equipos que pierde distancia con el resto.

Por detrás del PSV, pero empatado a puntos, se situó el Mónaco, que logró un valioso empate en su visita a la Real Sociedad, que se creció en la adversidad. Consiguió recuperarse de un tanto en propia meta de Álex Remiro a los 16 minutos y con buen fútbol arrancó un empate gracias a un cabezazo de Mikel Merino. Adnan Januzaj pudo desnivelar la balanza, pero el Mónaco aguantó y dejó al equipo español con dos puntos.

Y en el grupo D, el Olympiacos mantiene su marcha triunfal por la competición y consiguió su segunda victoria. Pleno de puntos tras golear 0-3 al débil Fenerbahce, que acusó el tanto de Tiquinho Soares a los seis minutos. Después, Georgios Masouras, con un doblete, cerró una victoria que hace más líder al conjunto griego.

Por detrás, el Eintracht se mantiene a dos puntos de distancia después de recuperarse del pinchazo que sufrió en la primera jornada tras empatar 1-1 ante el Fenerbahce. Con un tanto de penalti de Gonçalo Paciencia, ganó 0-1 al Antwerp y consiguió tres puntos clave para pasar a la siguiente ronda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba