LocalesNacionalesPortada

Diagnóstico temprano es clave para salvar vidas

  • Entender la naturaleza del tumor, permite diseñar un plan de tratamiento dirigido y efectivo.
  • Un diagnóstico temprano aunado a los avances de la medicina, permiten que esta enfermedad ya no sea considerada como un sinónimo de muerte.

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en la población y también el más común en la población femenina. Cada año se diagnostican más de 2.2 millones de nuevos casos y al menos 684 mil pacientes mueren por esta causa, a nivel global. En Honduras, anualmente 1285 mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama y fallecen cerca de 508 personas, de acuerdo con las estadísticas de Globocan.

En el marco del Día Internacional de lucha contra el Cáncer de Mama, la Sociedad Hondureña de Oncología llama a la detección y diagnóstico temprano, como la herramienta más importante para luchar contra esta enfermedad, ya que entre más temprano sea detectado serán mayores las posibilidades de sobrevida para la paciente.

“Se recomienda prestar atención cualquier alteración en las mamas, como dolor al palpar, secreción en los pezones, cambios de color o de textura de la piel y/o masas bultos, endurecimientos o hundimientos del seno, pezón y/o axila. El autoexamen de mama permite conocer los senos y determinar cualquier cambio, pero la mamografía constituye el método diagnóstico por excelencia y esta debe realizarse anualmente a partir de los 40 años, o antes en caso de riesgo”, explicó la médica oncóloga Alejandra Zavala.

Asimismo, en cuanto a factores de riesgo, el principal es ser mujer; le sigue la edad, antecedentes familiares, haber tenido cáncer de mama, mujeres que no han tenido hijos o quienes los tienen a partir de los 40 años, obesidad, anticonceptivos orales, contaminación ambiental, terapia de reemplazo hormonal, alcohol, entre otros.

¿Cuáles tipos de cáncer de mama existen?

El cáncer de mama no se trata de una sola enfermedad y es importante conocer los aspectos biológicos y genéticos de las células cancerígenas que lo originan (proteínas o receptores), para brindar el mejor tratamiento a cada paciente y, de esta forma, incrementar el pronóstico de vida para las pacientes.

De acuerdo con la Dra. Zavala, el cáncer de mama se caracteriza por el crecimiento descontrolado de células anormales en las glándulas productoras de leche del seno o en los conductos que llevan leche a los pezones. “El tipo de cáncer de mama estará definido por la presencia o ausencia de tres receptores que se encuentran en la superficie de las células: el receptor de estrógeno (ER), el receptor de progesterona (PR), el receptor 2 de factor de crecimiento (HER2)”.

Esta enfermedad se clasifica en cuatro grupos o subtipos, como se muestra a continuación:

  • Luminal A: 25-50% de todos los tipos de cáncer. Es el tipo tumoral de mama con mejor pronóstico y se suelen usar tratamientos hormonales.
  • Luminal B: 25-45% de los tumores de mama. Además de la quimioterapia se suelen usar tratamientos hormonales y en algunos casos también terapias dirigidas a HER2.
  • Triple Negativo: 10-20% de los tumores de mama. Sus células tumorales suelen tener más alteraciones genéticas. Alta sensibilidad a la quimioterapia.
  • HER2-positivo: 5-15% de los tumores de mama. Además de la quimioterapia son pacientes candidatas a terapias dirigidas a HER2.

“En la actualidad, los tratamientos para esta enfermedad son cada vez más dirigidos y responden de acuerdo con la información molecular del tumor. Gracias a estos avances, alrededor de un 85% de las mujeres sobrevive a la enfermedad tras cinco años de su diagnóstico”, mencionó la Dra. Zavala.
El diagnóstico temprano es clave

En América Latina, entre un 30% – 40% de los casos de cáncer de mama son diagnosticados en una etapa avanzada, complicando su estado de salud y esperanza de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba