Nacionales

Medicina Forense e Iglesia Católica conmemoran el “Día de Difuntos” y durante eucarístia piden eterno descanso de las almas

Tegucigalpa, Francisco Morazán.– Este día en nuestro  país  se conmemora el “Día de Difuntos”, por ello, la Iglesia Católica representada por el sacerdote Santos Pablo Velásquez y las autoridades y personal de la Dirección General de Medicina Forense hicieron posible una eucaristía para pedir a Dios el eterno descanso de las almas de todos los difuntos, con particular atención en quienes en este momento se encuentran en el servicio de Morgue esperando ser reclamados por sus dolientes para una cristiana sepultura.

El presbítero Santos Pablo Velásquez, responsable de la iglesia “San Martín de Porres” por tercer año consecutivo  realiza sus oficios religiosos en la Dirección General de Medicina Forense  ello para honrar a Dios en primer lugar y luego para pedir por el eterno descanso de almas de todas las personas que desafortunadamente pierden su vida en diferentes circunstancias y que requieren de una autopsia médico legal y que posterior a ella, permanecen en los cuartos fríos de la morgue sin ser reclamados por sus familiares o dolientes.

Vásquez en su mensaje manifestó que “El evangelio de Mateo nos invita a servir sin hacer la diferencia, con amor, en nombre de Jesús, prestar asistencia a quienes la necesitan, el servicio que ustedes prestan como empleados de Medicina Forense nace de sus corazones, auxiliar a quienes lo necesitan. Dios les ha dado la oportunidad de ayudar, eso es un don, los felicito porque esta institución en la cual ustedes laboran sirve al necesitado, ustedes siempre deben estar dispuestos a prestar sus servicios sin tomar en cuenta que posición tienen las personas a quiénes sirven” exhortó el sacerdote.

Agregó que “Mateo nos dice que hay muchas formas de ayudar sin esperar que a quien le servimos nos pague, es Dios quien nos dará nuestra recompensa, la gente que ustedes atienden vienen por el dolor de la pérdida de un pariente y a estos cuerpos que no son reclamados por sus familiares Dios los conoce, conoce sus corazones si hicieron bien o mal, no somos nosotros los que debemos juzgar el señor los espera por igual con los brazos abiertos” reflexionó el presbítero.

Agregó que servir es un privilegio, pero al que lo hace de corazón, Dios le dará su distinción, “Hoy conmemoramos el “Día de los muertos” debemos recordar a nuestros familiares y amigos que ya partieron al viaje eterno, desde acá oramos por estos hermanos que no han sido reclamados, ellos son hijos de Dios hay que orar por ellos y por sus familiares para que reciban el consuelo del señor quien sabe sus nombres y el los espera en su nueva morada” recalcó el ministro de fe.

Por su parte, el Doctor Ismael Raudales Director General de Medicina Forense personalmente agradeció al padre Velásquez el apoyo a esta dependencia del MP el cual también se evidencia al momento de efectuarse la inhumación de cuerpos cuando no fueron reclamados por nadie en un tiempo prudencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba