InternacionalesPortada

CorteIDH condena a Guatemala por masacre de la aldea Los Josefinos en 1982

(EFE) – La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) condenó este miércoles al Estado de Guatemala por la desaparición forzada, el desplazamiento forzado y la violación de múltiples derechos por la masacre de la aldea Los Josefinos de 1982.

La sentencia, notificada hoy a las partes, indica que el Estado es responsable internacional por «la desaparición forzada de 14 personas, el desplazamiento forzado de 7 personas y sus núcleos familiares y la violación al derecho a la familia en perjuicio de 6 personas».

Además de «la violación del derecho a la niñez de 6 niños y niñas, así como la violación de los derechos a las garantías judiciales, a la protección judicial y a conocer la verdad en perjuicio de 1.439 personas, todo lo anterior como consecuencia de la masacre perpetrada», cita la condena.

El tribunal internacional también determinó que el Estado guatemalteco «violó el derecho a la integridad personal de los familiares de las personas que fueron desaparecidas y ejecutadas extrajudicialmente, así como de las víctimas sobrevivientes de la masacre».

El caso se relaciona con los hechos ocurridos el 29 y 30 de abril de 1982 en la aldea Los Josefinos, del departamento de Petén, en el contexto del conflicto armado interno.

Según la demanda, la mañana del 29 de abril de 1982, integrantes de la guerrilla armados habrían entrado a la aldea Los Josefinos, donde capturaron y asesinaron a dos sujetos por sus alegados vínculos con el Ejército.

Luego de un enfrentamiento con la guerrilla, presuntamente el Ejército de Guatemala habría sitiado la aldea, no dejando salir a sus habitantes, y pasada la media noche del 30 de abril de 1982, la invadieron.

El argumento indica que al ingresar, miembros del Ejército dieron muerte al menos a cinco patrulleros que se encontraban en la calle, y luego comenzaron a quemar las viviendas, masacrando a sus habitantes, entrando a las casas para constatar si existían sobrevivientes y asesinando a quienes encontraban, incluyendo hombres, mujeres y niños.

Al menos 38 personas murieron como consecuencia de la masacre. Luego de los hechos algunos de los miembros de la comunidad se vieron obligados a huir, algunos se refugiaron en otras aldeas y otros salieron del país.

A pesar de una denuncia presentada por la Asociación de Familiares Detenidos y Desaparecidos de Guatemala (FAMDEGUA), las investigaciones penales comenzaron casi 14 años después de los hechos.

Actualmente, el caso se encuentra todavía en etapa de investigación por parte de la Unidad de Casos Especiales del Conflicto Armado Interno de la Fiscalía de Derechos Humanos.

Entre las medidas de reparación, la CorteIDH ordenó remover todos los obstáculos que mantienen la impunidad del caso e iniciar las investigaciones para juzgar y sancionar a los responsables, elaborar un plan detallado para la búsqueda de los miembros de la aldea los Josefinos desaparecidos forzadamente, así como para la localización, exhumación e identificación de las personas presuntamente ejecutadas.

Además de mejorar el centro de salud ubicado en la aldea Los Josefinos con dotación de recursos humanos para atención física, psicológica y odontológica, medicamentos y ambulancias equipadas, continuar con la construcción del monumento en la zona donde se encontró la fosa clandestina y pagar las cantidades fijadas por daños materiales e inmateriales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba