InternacionalesPortada

Un fallido golpe de Estado sacude Guinea-Bisáu y causa muertos

(EFE) – Un fallido golpe de Estado militar sacudió hoy Guinea-Bisáu y causó «muchos muertos», aseguró el presidente del país, Umaro Sissoco Embaló, tras un intenso tiroteo en torno al palacio presidencial que tuvo en vilo a esta pequeña nación africana.

«Estoy bien, gracias a Dios. La situación está bajo control gubernamental. Agradezco a la población de Guinea-Bisáu y a todas las personas más allá de nuestro país que se han preocupado por mi Gobierno y por mí», indicó Embaló en su cuenta oficial de la red social Twitter.

«MUCHOS MUERTOS»

Igualmente, en su cuenta de Facebook, Sissoco aseguró que «la calma ha vuelto» a Guinea-Bisáu en un mensaje con varias fotos en las que aparecen él y el primer ministro, Nuno Gomes, junto a varios altos cargos del Ejército.

En declaraciones telefónicas en exclusiva a la revista panafricana «Jeune Afrique», el mandatario precisó que los tiroteos habían durado cinco horas y que había “muchos muertos”, aunque no dio cifra alguna.

«Son obra de elementos aislados», agregó.

A primera hora de esta tarde se oyeron en Bisáu fuertes descargas y tiroteos, después de que un grupo de hombres armados vestidos de paisano cercaran el palacio presidencial, donde estaba teniendo lugar una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros a la que asistían también el presidente de la República y el primer ministro.

En vídeos compartidos por usuarios en las redes sociales podía distinguirse a un militar en el recinto presidencial disparando hacia el exterior con un lanzacohetes portátil, así como a civiles corriendo y gritando mientras se oyen disparos.

En una rueda de prensa tras restaurarse la calma, Embaló agradeció al Ejército y la Policía por impedir un golpe de Estado.

«Las fuerzas de defensa y seguridad lograron evitar este ataque a la democracia», subrayó el presidente, en declaraciones a los periodistas.

Fue un «acto bien preparado y organizado que también podría estar relacionado con personas vinculadas al narcotráfico», uno de los principales problemas del país, apuntó el gobernante, al agregar que hay varios detenidos.

CONDENA INTERNACIONAL

En un comunicado, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) condenó el incidente, que calificó de «intento de golpe de Estado», y exigió a los soldados «volver a sus cuarteles y mantener una postura republicana».

La Unión Africana (UA) expresó su «honda preocupación» aludiendo también a un «intento de golpe de Estado».

La UA pidió igualmente a los militares «que regresen, sin demora, a sus cuarteles y que garanticen la integridad física del presidente Umaro Sissoco Embalo y de los miembros de su Gobierno y que liberen, de inmediato, a los detenidos».

También el secretario general de la ONU, António Guterres, se mostró «profundamente preocupado» por las noticias llegadas desde Bisáu y pidió «pleno respeto por las instituciones democráticas».

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Portugal, exmetrópoli de este país de África Occidental, condenó «enérgicamente» en su cuenta de la red social Twitter «el ataque al palacio del Gobierno en Bisáu».

Portugal demandó el «fin inmediato de esta acción violencia contra el presidente y el Gobierno» y pidió que se respete el orden constitucional.

La asonada tuvo lugar después de cuatro golpes de Estado en la región de África occidental desde agosto de 2020, el último de ellos cometido en Burkina Faso el pasado 24 de enero.

UNA HISTORIA PLAGADA DE GOLPES MILITARES

A mediados de octubre de 2021, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Guinea-Bisáu, general Biague Na N’Tan, denunció un intento de golpe de Estado supuestamente urdido por mandos militares que querían movilizar para ese fin a jóvenes soldados a cambio de dinero.

N’Tan aseguró entonces que «las Fuerzas Armadas ya se han alejado de la política» en este país que, desde su independencia de Portugal (declarada en 1973 y reconocida en 1974), ha sufrido numerosos levantamientos militares, entre ellos cuatro golpes de Estado exitosos, lo que ha complicado su desarrollo político y económico.

En octubre de 2019, el entonces primer ministro de Guinea Bisáu, Aristides Gomes, denunció un supuesto intento golpista con el fin de evitar la celebración de elecciones presidenciales, que tuvieron lugar el 24 de noviembre de ese año.

De aquellos comicios salió ganador Embaló, general de brigada hasta la década de 1990.

Guinea-Bisáu ocupa el puesto 175 de 189 en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, y dos tercios de su población, de 1,8 millones de habitantes, vive con menos de dos dólares al día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba