Deportes

Errores impropios de un líder y los fallos de Ancelotti

El Real Madrid salió al partido frente al Barcelona “relajado” y lo pagó con creces. Goleado 0-4 ante el máximo rival y sin síntoma de poder reaccionar. Ancelotti optó por Modric jugando de falso ‘9’ de inicio para paliar la baja de Benzema y falló. También erró en el cambio de sistema a tres centrales al descanso, que tuvo que corregir pronto para evitar la goleada.

Un conjunto local este domingo que se vio salvaguardado para encarar el duelo por los 15 puntos de ventaja que llegó respecto a los azulgrana en LaLiga Santander, con un partido más, y fue un paracaídas que se rompió muy pronto.

UNA DEFENSA DESCONOCIDA

El Real Madrid llegaba al clásico del Santiago Bernabéu con la fortaleza a la hora de no encajar goles como uno de sus fuertes, pero esta se difuminó en tan solo 45 minutos. En los últimos ocho encuentros, los de Ancelotti recibieron tres goles. Ya en la primera mitad encajó dos, acabaron siendo cuatro y pudieron ser varios más.

En los prolegómenos del partido Thibaut Courtois recogió el premio que le acreditaba a mejor jugador de LaLiga Santander en el mes de febrero. Parte fundamental de la mencionada racha fue el belga realizando paradas salvadoras hasta en partidos que acabaron en goleada a favor del Real Madrid, y en el clásico la goleada la acabó recibiendo él.

Hasta seis ocasiones de peligro claras desbarató. Seguro que a los futbolistas del Barça se les pasó por la cabeza la frase de Ivan Balliu después de que su Rayo Vallecano se estrellase con el muro belga: “No sé lo que hay que hacer para meterle un gol; quizá rezar un poco más”, dijo tras un encuentro que perdieron 0-1.

Sin embargo, los de Xavi continuaron con su dominio y acabaron por derribar al único jugador local que dio la talla en la faceta defensiva. Carvajal perdió varios balones en salida de balón y se fue sustituido al descanso, Militao y Alaba no estuvieron finos en sus marcas y Nacho se vio constantemente superado por un habilidoso y rápido Dembélé.

LA DURA VIDA SIN BENZEMA

A veces, estos problemas defensivos se pueden arreglar con poderío ofensivo, pero ni cerca estuvo de mostrarlo el Real Madrid. La baja del francés Karim Benzema desmontó el ataque de un equipo en el que Ancelotti apostó arriba por Rodrygo y Vinicius y sin referencia clara, incluso con Modric actuando de falso ‘9’. Decisión que le salió mal al italiano, como la de apostar por tres centrales tras el descanso en busca de una remontada que se convirtió en desorden y encajar dos goles más en solo ocho minutos.

La magia del galo estaba en la grada por la lesión que sufrió en Mallorca y los locales no tuvieron nada a lo que agarrarse. En 34 goles ha participado Benzema en LaLiga Santander. En 23 Vinicius, pero este domingo no se echó al equipo a la espalda. Protagonizó más acciones en las que se encaró con Gerard Piqué (2) que momentos de peligro. La única vez que encaró a Araujo, central colocado en el lateral por Xavi para taparle tras lo que sufrió Dani Alves en la Supercopa, este le ganó colocándole bien el cuerpo.

Un disparo de Fede Valverde desde la frontal del área fue la más clara en todo un partido en el que el Real Madrid no se tapó los pies ni la cabeza.

LA RELAJACIÓN SE PAGA EN LA ÉLITE

“Hemos salido relajados por la ventaja que teníamos”, aseguró Nacho Fernández, capitán del Real Madrid en el clásico disputado este domingo en el Santiago Bernabéu. Este pobre nivel de intensidad se paga en la élite ante cualquier equipo, pero sobre todo a uno de la identidad de un Barcelona que juega sin ser el reflejo de un equipo que encaró el clásico con 15 puntos de desventaja.

Una ventaja que, por esa misma relajación se ha visto reducida y ha propiciado una goleada frente al eterno rival que pueden marcar una temporada que, hasta este domingo, estaba encarrilada con un liderato sólido en LaLiga y en cuartos de final de la Liga de Campeones.

Eso sí, de momento, en caliente, la afición madridista no se lo reprochó a su equipo y no se vivió una gran pitada en forma de crítica. (EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba