Tecnología

La primera misión lunar surcoreana se iniciará la semana próxima desde EEUU

La primera misión lunar de Corea del Sur tiene previsto su inicio para la semana próxima, cuando se lanzará desde Cabo Cañaveral (Florida) la sonda Korea Pathfinder Lunar Orbiter (KPLO) a bordo de un cohete Falcon 9 de SpaceX.

El lanzamiento está inicialmente previsto para las 19:08 horas (23:08 GMT) del jueves 4 de agosto desde la base espacial de Cabo Cañaveral, en la costa este de Florida (EEUU).

Si la nave viaja al espacio la primera semana de agosto, KPLO debería llegar a la órbita escogida en diciembre, informó este domingo la web especializada spaceflight.com.

La KPLO, de unos 678 kilos de peso, orbitará la Luna durante un año para realizar pruebas y experimentos científicos y tomar imágenes de la superficie de satélite terrestre con vistas a un futuro alunizaje y los planes surcoreanos de exploración lunar.

LA NASA prestará apoyo técnico y de comunicaciones a esta primera misión lunar del Instituto de Investigación Aeropespacial de Corea del Sur (KARI).

Uno de los instrumentos a bordo de la KPLO es la llamada ShadowCam, fabricada con financiación de la agencia espacial estasounidense, que permitirá tomar imágenes dentro de cráteres oscuros cerca de los polos lunares, lugares donde misiones anteriores detectaron evidencia de depósitos de hielo.

EL Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea del Sur, que lleva trabajando en esta sonda desde 2016, tiene planes para un alunizaje robótico en la década de 2030 y ha dado pasos para unirse a los acuerdos de colaboración con el programa Artemis de la NASA para enviar humanos a la Luna.

La nave KPLO, en coreano también llamada Danuri, se encuentra en Cabo Cañaveral desde el 6 de julio y ya se han hecho pruebas de combustible para cuando viaje por si misma alrededor del satélite terrestre.

El cohete Falcon 9 de SpaceX impulsará la nave espacial en una trayectoria que la llevará cerca del punto L1 Lagrange, un lugar gravitacionalmente estable casi a un millón de millas (1.5 millones de kilómetros) del lado diurno de la Tierra, unas cuatro veces más lejos que la Luna.

Las fuerzas gravitatorias atraerán naturalmente a la nave hacia la Luna. Con una serie de maniobras con sus propulsores, KPLO alcanzará una órbita circular de baja altitud a unos 100 kilómetros de la superficie lunar para el 31 de diciembre.

Para febrero de 2023 estará lista para iniciar sus experimentos, según spaceflight.com. (EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba